viernes, 31 de diciembre de 2010

Fondue de queso

La fondue de queso

 

 

ANB :: Gastronomia - La fondue de queso

La tradicional comida suiza logró posicionarse muy bien en el mercado turístico local y es, después de las carnes, la más consumida por los visitantes. De esta manera, medio centenar de restaurantes locales la incluye en su menú y asimismo es el plato preferido en la mayoría de las excursiones invernales de aventura que incluyen comida.

 

La fondue es una comida que se comparte y todos se sirven de una misma olla. Este detalle no es menor y es ideal para una reunión con amigos. A diferencia de lo que algunos suponen, la fondue es una comida muy sencilla, y nació en la campiña de Los Alpes. Los pastores disolvían en leche el queso y luego lo consumían con pan, que pinchaban en algún palito. Esto generalmente se cocinaba en una olla de hierro en el fuego, en forma de comida comunitaria. Se trata de una preparación con muchas calorías, propia de climas fríos, pero que, sobre todo, genera un ambiente de camaradería.

 

En los restaurantes la comida se sofisticó, se reemplazó la leche por el vino blanco y el kirsch (licor de guindas). También se crearon otras fondues, como la de carne o chocolate, en caldos, con cervezas, etc.

 

En la de queso se pueden usar la mayoría de los quesos duros, como el gouda, el fontina y el gruyere. No obstante, se puede hacer con queso de rallar. Es importante que todos los quesos se rayen bien, para favorecer su disolución.

Las cantidades varían según los comensales pero para cuatro personas se recomienda un diente de ajo; 250 cc. de vino blanco; 300 gramos de quesos, 50 cc de kirch (2 cucharaditas de maizena), pimienta negra y nuez moscada a gusto.

 

En la olla (hay especiales para fondue, de cobre o cerámica, pero tranquilamente se puede usar una de acero) se untan sus paredes internas con el diente de ajo. Incorporar el vino blanco y calentarlo sin dejar que hierva. Luego agregar el queso rallado (si hay varios tipos de quesos, primero se disuelven los más duros), revolviendo constantemente con una cuchara de madera (en forma de ocho). El kirch puede agregarse con un poco de fécula de maíz o solo. Luego se condimenta con un poco de pimienta negra molida y nuez moscada, a gusto.

 

Lo más común para acompañar la fondue es usar pancitos saborizados con ajos, especias o finas hiervas y tostados. Podemos también utilizar en lugar de pan zanahorias, brócoli, salchichas o cubos de jamón.

 

El restaurante La Alpina tiene en su carta ocho variedades de fondue: queso tradicional, queso a la cerveza negra, queso al camembert, queso al roquefort, queso poivre fort, de carne bourgignone, de carne light chinoise y de chocolate. Las fondue se sirven a partir del mediodía hasta el cierre. Hay horarios de promoción, con fondue para dos personas.

 

Otros lugares donde se puede consumir una muy buena fondue son La Marmita, en la calle Mitre, Casita Suiza, Kandahar, Butterfly (Playa Bonita), Chez Philippe, Familia Weiss, Jauja, La Tavola (hotel Edelweiss) y Yuco.

 

Las excursiones turísticas más tradicionales para disfrutar una fondue tienen lugar en La Cueva (cerro Catedral), La Roca (cerro López), El Refugio (Country Club Arelauquen) y en el Centro de Esquí Nórdico (Cerro Otto).

 

Via: Agencia de Noticias Bariloche

 

UNYKA Etiquetas de : , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Rincones Unicos!

Aquí donde estoy...