jueves, 14 de mayo de 2009

Pulpo al horno. Receta

Juana Trujillo 13 de mayo de 2009

Pulpo

Molusco cefalópodo, de carne muy fina, aunque dura. Se puede preparar “a feira”, frito en trozos, a la provenzal, a la gallega o con arroz y azafrán. En España, la región en la que más se cocina es Galicia, auque el resto de las regiones tambien disfrutan de recetas igual de sabrosas, como puede ser este pulpo al horno , que es una variante del pulpo a la murciana.

Los ingredientes

1 pulpo mediano, 1/2 litro de cerveza, aceite de oliva, pimentón dulce, escamas de sal.

La preparación del pulpo al horno

Precalentamos el horno a 180º C.

Limpiamos bien el pulpo, lo ponemos en una fuente de horno y lo cubrimos con cerveza. Lo introducimos en el horno y asamos durante 1 hora por cada kilo de pulpo aproximadamente.

De vez en cuando lo regamos con poco más de cerveza y le damos la vuelta para evitar que se seque.

Cuando este listo, lo sacamos del horno, escurrimos y desechamos el liquido de cocción, dejamos que se enfríe un poco y lo cortamos.

Pulpo

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Tiempo de cocción I 60 minutos
Dificultad | Baja

La degustación

Lo vamos colocando en una fuente, lo espolvoreamos con el pimentón picado, lo regamos con aceite de oliva y salamos con las escamas de sal.

Aliñarlo con aceite, pimentón y sal, es solo una sugerencia, también se puede aliñar por ejemplo, con una majada de ajo, perejil, sal y aceite.

En Directo al Paladar | Como limpiar y preprarar pulpos y calamares II
En Directo al Paladar | Receta de pulpo al ajillo

5 votos
¿Recomendarías este post?

FUENTE: Directo al Paladar -

Leer más...

domingo, 10 de mayo de 2009

Usos culinarios del ajo

 

Este alimento tiene numerosas aplicaciones en la cocina y resulta excelente para ligar salsas por su carácter pegajoso

En la cocina, el ajo puede utilizarse de distintas formas: fileteado, picado finamente y, en ocasiones, mezclado con aceite para evitar que se seque y transmita olor o sabor a otros alimentos guardados en el frigorífico. En España es típico el majado de ajo frito con pan y el crudo con perejil, empleados en platos generalmente fríos, a la plancha o al horno.

También se emplea como condimento en pastas, patatas a lo pobre, salsa de sofrito, en picada con perejil, pisto, carnes y pescados a la parrilla. Incluso da nombre a numerosos platos, como la sopa de ajo, elbacalao ajoarriero, el alioli o el conejo al ajillo. Crudo se restriega sobre lonchas de pan tostado o sobre picatostes. También se macera en aceite de oliva para aliñar ensaladas.

Algunos trucos

Para evitar el gusto fuerte y que repita su sabor durante horas después de su consumo se puede abrir el diente de ajo por la mitad y quitarle el tallito verdoso que tiene en su interior. Para atenuar su sabor podemos poner los dientes de ajo en remojo durante una hora antes de la cocción y luego utilizarlos de una forma natural.

Para atenuar el sabor del ajo podemos ponerlo en remojo durante una hora antes de su uso

Para macerar previamente con ajo la carne (lomo de cerdo, pollo...) para los asados, cortaremos los dientes de forma puntiaguda y los clavaremos en la carne que queramos asar. Los dientes de ajo se pueden picar, trocear, laminar o triturar totalmente. La forma dependerá del uso que se les vaya a dar.

Para freír los ajos debemos evitar la cocción a fuego fuerte para que no se tuesten y para que, de esta manera, no sepa a amargo el aceite donde hemos frito el ajo. Por otro lado, cuanto más tiempo se cocinen más perderán el sabor fuerte que les caracteriza, sobre todo los guisados largos y cocciones de legumbres. De todas maneras, debemos tener cuidado en su utilización porque nos puede matar el sabor del plato principal.

Su fuerte sabor y su olor tan profundo, típicos de la gastronomía mediterránea, hacen que a algunas personas les cuesta habituarse. Por ello su utilización en la cocina internacional no está muy extendida.

Su conservación

Los ajos blancos se conservan menos tiempo que los de color que, por lo general, pueden almacenarse hasta un año. Deben guardarse en un lugar fresco, seco y con ventilación, y conservar a ser posible la trenza o ristra para evitar que se reblandezcan. Si se opta por separar los dientes, deberán guardarse en un bote de cristal en el frigorífico pelados y cubiertos de aceite que, además de conservarlos bien, queda aromatizado y puede utilizarse después para aliñar ensaladas y pastas.

También pueden congelarse los dientes pelados, pero sin exceder los dos meses de almacenamiento, ya que de lo contrario pierden sabor.

Protagonista de recetas

Podemos utilizar el ajo en numerosas preparaciones culinarias. En muchas de ellas es el protagonista, como el ajoblanco malagueño, una variedad de gazpacho típico de la provincia de Málaga que en algunos lugares se conoce como gazpacho blanco. Para elaborarlo, necesitamos 200 gramos de almendras crudas, un trozo de miga de pan vieja, cuatro dientes de ajo, cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen, dos cucharadas de vinagre, dos vasos de agua fría, sal y 16 gramos de uvas blancas.

Hervimos las almendras en agua durante cinco minutos para luego escurrirlas y pelarlas. En un vaso de batidora ponemos el pan remojado con agua, las almendras, los ajos, cuatro cucharadas de aceite de oliva, dos de vinagre de vino y dos vasos de agua fría. Trituramos hasta que quede como una sopa fina. Ponemos a punto de sal y servimos frío en boles o taza individuales adornado con cuatro uvas peladas y sin pepitas por cada persona.

TIPOS DE AJOS

Ajos españoles

Son de color rosáceo o rojizo y de sabor intenso.

Ajos italianos

Son blancos, pequeños y de un sabor suave.

Ajo tierno

El ajete o ajo tierno es la planta joven que puede encontrase al final del invierno y principio de la primavera, y que se utiliza en revueltos y tortillas.

 

Fuente: Consumer Eroski – La Revista Del Consumidor -

Leer más...

El jengibre como condimento

Esta planta, condimento por excelencia de la cocina oriental, se emplea también en el ámbito de la medicina china, japonesa e hindú

El jengibre puede resultar conocido para muchas personas, aunque la mayoría no sepan a ciencia cierta si sirve como condimento en sí o forma parte de algunas salsas y aderezos. Se trata de un alimento muy apreciado desde hace miles de años en la gastronomía de los países orientales que también es empleado por sus propiedades medicinales.

Fuente: Consumer Eroski - http://revista.consumer.es/

Esta hierba se cultiva en numerosas áreas de India, China y en casi todas las regiones tropicales de América y del continente africano. El jengibre es una atractiva planta con pequeñas flores amarillas y violetas que recuerdan a los lirios. Se usa como especia su raíz gruesa, la parte esencial de la planta, que se conoce con el nombre de rizoma, que es el que proporciona a los alimentos a los que se añade un sabor dulce e intensamente aromático, por lo que se emplea en numerosas preparaciones. Contiene una sustancia llamada gingerol, el responsable del sabor picante de este condimento.

Buenas digestiones

El jengibre se ha empleado durante muchos años con fines curativos gracias a sus componentes. Según indican los tratados de medicina tradicional china y ayurvédica india, resulta un buen tratamiento para combatir lasmalas digestiones que se acompañan de náuseas y vómitos. También ayuda a eliminar los gases y a mitigar los mareos.

La ingesta de jengibre se asocia a una reducción significativa de los niveles de triglicéridos y colesterol

Una fórmula excepcional para quienes sufren problemas digestivos es tomar una infusión de jengibre. Es sencillo y consiste en trocear una parte de rizoma y pulverizarlo. Se añade una cucharada sopera por cada taza de agua y se deja hervir entre tres y cinco minutos. La planta de jengibre también se emplea en afecciones respiratorias y actúa como laxante.

Potencial efecto hipocolesterolemiante

El jengibre y la cúrcuma, otro reconocido condimento, se han asociado en diversos estudios -la mayoría realizados en laboratorio- a una disminución del colesterol LDL (colesterol perjudicial) en sangre. En humanos, la investigación más reciente para comprobar el efecto hipocolesterolemiante es un estudio, doble ciego y controlado con placebo, llevado a cabo desde el Departamento de Farmacología de la Babol University of Medical Sciences, en Irán.

Se dividió a los pacientes con hiperlipidemias en dos grupos; los 45 pacientes del grupo de tratamiento recibieron cada día cápsulas de jengibre (tres gramos en total divididos en tres dosis) y los 40 pacientes del grupo placebo recibieron cápsulas de lactosa (tres gramos divididos en tres dosis), y siguieron el tratamiento ambos grupos durante 45 días.

Los investigadores comprobaron cómo el grupo que recibió el jengibre redujo de manera significativa los niveles de triglicéridos, colesterol y lipoproteínas de baja densidad (LDL). Los expertos, no obstante, aseguran que son necesarios más estudios que corroboren y reafirmen el potencial efecto hipocolesterolemiante del jengibre.

Dulce, picante y con toque amargo

El jengibre se adapta a muchas elaboraciones, tanto dulces como saladas. Como condimento se emplea en salsas, como la de soja o el curry, sopas y cremas, carnes, aves como las alitas de pollo con jengibre, pescados y derivados como el sushi, mariscos y hortalizas. También se utiliza para aromatizar postres de fruta, sobre todo manzanas y plátanos asados, así como para elaborar repostería (pasteles, tartas, galletas, bizcochos o panes dulces).

A la hora de añadir el jengibre es importante hacerlo en su justa medida, debido al intenso sabor y aroma que desprende. Conviene ir probando hasta lograr el punto deseado, ya que su sabor es muy fuerte, algo picante y muy aromático. Esta especia tiene como particularidad que según se cocina se torna agradable y pierde su sabor picante, pero nunca se desvanece su aroma.

FORMAS DE PRESENTACIÓN

El jengibre se puede adquirir fresco, seco, en conserva, confitado y hasta recubierto de chocolate y puede estar en distintos formatos; molido, cristalizado, cortado en lonchas o en palitos. El rizoma fresco de la planta se conserva bien en el frigorífico durante tres semanas sin pelar hasta el momento en el que se vaya a consumir. Para mejorar su conservación se puede mantener congelado durante meses.

El jengibre seco se conserva durante más tiempo que el fresco, sin embargo, con el tiempo puede ir perdiendo algo de olor y de sabor. Para que conserve sus propiedades medicinales y organolépticas -olor, aroma, sabor-, se ha de guardar en recipientes herméticos y almacenar en un lugar fresco y seco. La forma de presentación más utilizada es la del jengibre molido a partir del rizoma seco. También se puede encontrar el jengibre cristalizado, que son los trozos de rizoma seco, escarchados y recubiertos de azúcar.

Otra forma de adquirir el jengibre es en conserva, y recibe el nombre de tronco de jengibre. Los rizomas frescos están macerados en almíbar y se suelen conservar en tarros de cerámica a temperatura ambiente hasta abrir el envase. También se puede encontrar jengibre en infusiones, como aceite esencial o en cápsulas.

Leer más...

sábado, 9 de mayo de 2009

Chop Suey de pollo

Chop Suey de pollo. Receta

Un Chop Suey es una receta típicamente china. Son platos muy populares y por lo tanto fáciles de preparar y muy sabrosos. La clave es un salteado con brotes de soja y salsa de soja más carne. En este caso os prepararé un Chop Suey de pollo.

Ingredientes para 4 personas
  • 4 cucharadas de salsa de soja, 2 cucharaditas de azúcar blanco, 500 gr de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, 3 cucharadas de aceite de oliva, 2 escalonias o cebolletas, 2 dientes de ajo, 200 gr de brotes de soja, 3 cucharaditas de aceite de sésamo, 1 cucharada de Maizena, 3 cucharadas de agua, 425 ml de caldo de pollo, y brotes de puerro o puerro tierno o ajos frescos para adornar.

Elaboración del Chop Suey de pollo

Empezamos mezclando los brotes, la salsa de soja con el azúcar, removiendo hasta que se disuelva por completo.

Limpiamos las pechugas, las deshuesamos y quitamos piel y grasa. Las cortamos en tiras finas y las marinamos en la mezcla de soja y azúcar. Dejamos que maceren durante unos 20 minutos en la nevera.

En una sartén salteamos con el aceite de oliva el pollo durante unos 2 o 3 minutos. Hasta que coja color.

A continuación añadimos las cebollas cortadas en cuartos y los dientes de ajo machacados o con un par de golpes de cuchillo. Agregamos, también los brotes de soja y lo freímos durante unos 4 minutos. Al final añadimos el aceite de sésamo.

En un cazo a parte hervimos el caldo de pollo y le añadimos la Maizena disuelta en el agua. Removemos y hervimos hasta que espese la salsa de pollo.

Terminamos sirviendo en una fuente el pollo salteado con las verduras y por encima la salsa de pollo y puerro cortado en tiras para adornar.

Paso a paso en la elaboración de la receta de Chop Suey de pollo

Tiempo de elaboración | 25 minutos

Dificultad | Fácil

Degustación: El Chop Suey se puede preparar con pollo, o también con entrecots de ternera cortado en tiras e incluso con carne de cerdo. Incluso podemos hacer una versión vegetariana solo con verduras diferentes mezcladas. Lo importante es el salteado con los brotes de soja. Y el tipo de caldo lo cambiaremos según el ingrediente que de nombre al Chop Suey.

Fuente “Directo Al Paladar” – Además en Directo al Paladar | Rollitos de papel de arroz. Receta | Sopa de noodles y bolitas de gamba. Receta

Pintxo

UNYKA Etiquetas de : , , ,
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Rincones Unicos!

Aquí donde estoy...